Federico Acosta, hombre de un verbo fácil como su pluma, fue un humanista y un místico sensible; un lírico "fino e ingenioso" ganador de bastantes premios literarios y un excelente comunicador con su voz en la radio, con sus conferencias y pregones y con su escritura en artículos, trabajos de investigación y poemas.

Su amor a Zamora le llevó a escribir varias obras de teatro en verso inspiradas en la historia y las leyendas zamoranas y su sentido del humor se reflejó en su famoso programa radiofónico "Tres minutos ante el micrófono" y en sus comedias de teatro. Su pasión por la tierra ,el mundo y el cosmos quedó plasmada en su prosa y en sus versos, así como su sentido de la ley y la justicia que es una referencia ideológica permanente. Pero por encima de todo destacó su desbordante misticismo inspirado constantemente por las vivencias de la Semana Santa.

Creyente convencido encontró en Cristo y la Virgen fuentes de inspiración que le llevaban a las más brillantes proclamas poéticas. Precisamente por las bellas poesías a la Virgen, motivo que surge espontáneamente en toda su obra literaria, alcanzó el premio literario de "Poeta de la Virgen".


Es tan extensa la obra de Federico Acosta que iremos actualizándola, añadiendo sus poesías humorísticas, los versos en idioma gallego, los artículos que dejaron huella y sus cuentos; así como otros trabajos que son dignos de ser conservados.